Mi nueva Barbie

Siempre he querido un maniquí. En cada casa vemos alacenas, taburetes, escabeles o cómodas pero muy pocas cuentan con un maniquí. Se entiende que esta pieza es única y exclusiva para diseñadores y en cierto modo alguien que no ame la moda probablemente no entienda que también puede ser una pieza decorativa, a mi desde luego me lo parece y nunca he cesado en mi empeño hasta que la firma de complementos Hazel hizo mercadillo de todos sus muebles (por motivo del cierre del negocio) y allí estaba, en una nave industrial fría y sucia, desnudo y sólo. Esperándome.

look verano oficina

Y para demostrar que va a ser un mueble muy útil en mi vida empiezo creando algún estilismo para enseñaros. Este estilismo, para chicas de oficina: Fresquito y apto para aguantar los aires acondicionados que nuestros compañeros suelen poner a toda pastilla.

Cordón de gafas Mis Lupitas

Cuñas de Ash

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s